«Histe(ó)ricas. Virginia Woolf, Simone de Beauvoir y Melanie Klein en el diván» es una delicia, una auténtica delicia. Está escrito con elegancia, inteligencia y originalidad, cualidades que ponen de manifiesto una sabiduría poco usual…»

-Comentario en El Vicio Impune-